¿Conoces la Regla del 80/20 o el principio de Pareto? Y todavía mejor ¿Sabes cómo aplicarla a tu negocio o emprendimiento para mejorar tus resultados y ser más productivo?

Quizás quieras conocer estos beneficios y maximizar ese 20%. Es por esta razón que hoy te voy a entregar 5 de ellos, no sin antes mostrarte también en qué consiste este principio y cómo se puede aplicar en tu empresa:

¿Qué es el Principio o Regla de Pareto?

Descubierto por el ingeniero, economista, filósofo y sociólogo italiano, Vilfredo Pareto (1848-1923), el principio, regla o Ley de Pareto establece que, de forma general y para una amplia cantidad de fenómenos, el 80% de las consecuencias o resultados se debe al 20% de las causas o esfuerzos, respectivamente.

Todo comenzó con una observación de Pareto en la distribución de las riquezas en su Comunidad, encontrando que el 80% se concentraba en el 20% de las personas. No fue sino hasta 1941 cuando un experto en Gestión de Calidad, Joseph Juran, descubrió que las observaciones estadísticas de Pareto eran aplicable a otras áreas, las cuales pasaron a llamarse “El principio de Pareto”.

Este principio, cuya distribución puede variar en algunos casos (algunos hablan de una proporción 70-30, otros de 90-10), nos puede servir de guía para centrarnos en lo que realmente importa, de forma tal que nos lleve a conseguir nuestros objetivos con el menor esfuerzo posible y el menor uso de recursos.

El Principio de Pareto en las empresas

Es un hecho que en el campo empresarial, este principio se cumple mayormente en lo que concierne a los temas de ventas, costos y gastos.

Por ejemplo, podrías comprobar en muchos escenarios que el 80% de los ingresos de una empresa provienen del 20% de sus clientes, y el 80% de las quejas de dichos clientes recaen sobre el 20% de los productos; o bien, el 80% de los gastos se deben al 20% de los proveedores.

También es común ver la aplicación de esta regla en el área de la logística (al controlar al 20% de productos almacenados se puede controlar el 80% de los productos de un almacén), o en ingeniería de software (el 80% de los fallos de un software provienen del 20% del código fuente del mismo).

En el marketing también podemos visualizar la aplicación de este principio, cuando comprobamos que el 80% del tráfico web de un sitio proviene del 20% de las keywords o palabras clave empleadas, o que el 80% de las ventas de afiliados lo consigue el 20% de estos afiliados.

Son muchos más los ejemplos, pero con los mencionados creo que te queda claro el tema. El punto es que identificando el 20% de un factor que sea capaz de producir el 80% de resultados deseados, podremos identificar en qué áreas poner nuestros mayores esfuerzos.

5 beneficios de la aplicación del Principio Pareto

Al principio, puede que no lo veamos, pero con el tiempo, cuando comenzamos a medir, observaremos lo bueno de aplicar este principio a nuestro emprendimiento. Asimismo, verás que repercute positivamente en otras áreas de tu vida.

1. Hacemos más con menos

Enfocarse solo en las actividades que conllevan a nuestros objetivos puede suponer un beneficio enorme, además de permitirte crecer de forma sostenida y optimizar resultados.

2. Somos más autónomos

El sentido de proactividad que nos brinda ocuparnos en las actividades que si nos producen resultados trae como consecuencia que ya no hagamos las cosas por impulso y sin dirección. Ahora, tenemos motivos concretos y provechosos.

3. Expansión a lo personal

Luego de practicar en el ámbito empresarial y tener resultados, querremos llevar Pareto a nuestra vida cotidiana, permitiéndonos mejorar en todas las áreas que nos propongamos, sea en la salud, en la familia, con los vecinos, etc.

4. Enfoque

El Principio de Pareto nos permite practicar el enfoque necesario para concentrarnos en lo que de verdad importa, lejos de distracciones que nos desvíen de nuestros objetivos.

5. Optimización

Al aplicar Pareto, los resultados no solo se observarán en el uso del tiempo y en el enfoque que se adquiere, sino que también  comenzaremos a usar mejor otros recursos como dinero, tecnología y recursos materiales y humanos.

Ahora bien, entendido el principio y sus beneficios, te puedes estar preguntando: ¿cómo lo aplico para mi empresa?

4 formas de aplicar el Principio 80/20 en tu empresa

No tiene que ser difícil. Al contrario, es una cuestión prácticamente de tomar el hábito. La idea es que cada vez que puedas pienses en modo 80/20 y digas: ¿Cuál es el 20% de las causas o esfuerzos en esta actividad que me generarán el 80% de las consecuencias o resultados que espero?

Y ponerte en marcha… Al final, solo queda medir y optimizar, buscando crecer.

Miremos las cuatro formas se aplica el principio 80/20 en tu empresa

1.  En la resolución de problemas

La vida es un cúmulo de situaciones y experiencias que a veces involucran problemas a resolver. Y es ahí cuando la forma en que abordamos el problema nos puede conducir a perder tiempo y dinero, como por ejemplo, la prueba/error.

Siendo así, la mejor forma de estar preparado para evitar perder tan valiosos recursos es mejorar siempre la manera en que aprendemos las cosas y resolvemos problemas. La idea es que dichas mejoras conduzcan a obtener resultados en menos tiempo. ¿Cómo lo logramos?

Aprendiendo de mentores (personas que ya pasaron por ese punto que queremos pasar) y de material ya escrito, revisado y sistematizado. Es decir, no es solo ir y hacer a ciegas, es descubrir qué acciones son las que dan resultados e ir por ellas. Solo después, es que llegaremos al ensayo y error de forma más óptima y en menos tiempo.

2.  En la gestión del tiempo

Sistema es la palabra clave. Cuando tenemos establecido un sistema de organización tanto en lo personal como en lo empresarial, los beneficios son enormes. Siendo así, lo que produce óptimos resultados debe estar inmerso dentro de dicho sistema, al mejor estilo de un ritual.

La Matriz de Organización Semanal de Los Siete Hábitos de la Gente Altamente Efectiva, de Stephen Covey, es un gran ejemplo. En ella, el Cuadrante 2, relacionado con las actividades “No Urgentes e Importantes”, refleja claramente el principio que describimos en este artículo, por cuanto son las que traerán la mayor cantidad de resultados en nuestra gestión.

3.  En la gestión con tus clientes

Tus clientes son quienes alimentan tu negocio. Sin ellos, tu facturación se vendría abajo, haciendo que caiga todo cual castillo de naipes. Es por esa razón que una buena gestión de ellos es primordial.

¿Cómo podemos aplicar Pareto a tus clientes?

Reúne a todos tus clientes en una lista.

Aquí los vas a incluir a todos, sean frecuentes u ocasionales. El punto es que estén todos, independientemente de qué tanto te compren.

Encuentra el grupo de clientes que te trae el 80% de tus ingresos

Bien sea midiendo cuánto dinero te han generado, o bien, cuáles de tus clientes son los que te recomiendan más, lo cierto es que hay un grupo reducido de clientes que te trae el 80% de tus ingresos. Tu meta es encontrarlo.

Mide el tiempo que inviertes en cada cliente

El tiempo vale más que el propio dinero, razón por la cual es importante detectar cuánto de mi tiempo están ocupando los clientes, desde el momento en que los contacto, hasta el momento en que les doy servicio post venta.

Finalmente, cruza la información que obtengas en los últimos dos puntos, los comentados anteriormente a este. La idea es que encuentres ese grupo de clientes que te trae la mayor cantidad de beneficios con el menor esfuerzo posible.

4.  En la gestión de ventas

El marketing de tu negocio es su piedra angular. Es por ello que debes saber en qué sitios estar de forma tal que te produzca el mayor resultado posible a nivel de adquisición de clientes. No necesitas estar en todos lados.

¿Cómo podemos aplicar Pareto a tus ventas y marketing de forma tal que sigan llegando ese 20% de clientes ideales y que te reportan el 80% de tus beneficios?

Consulta a tus mejores clientes

Pregúntales cómo conocieron tu empresa y qué fue lo que más les atrajo. Por lo general, la mayoría de tus clientes ideales llega por el mismo medio.

Con esta información, haremos lo siguiente:

Enfocarnos en los medios y canales que sí te funcionan

Deja de enfocarte en esos medios que no están atrayendo a tu cliente ideal y reinvierte tu tiempo y/o tu dinero en los que si lo están atrayendo. Asimismo, tendrás más tiempo para reformular el mensaje y conectar mejor con dicho cliente ideal.

La idea es que ahora este tipo de cliente sienta que estás más para ellos, lo que hará que probablemente aumenten tus ventas y crezca tu negocio.

Conclusión

Es normal que quieras siempre optimizar los resultados que obtienes en tu emprendimiento. Lo que no es normal es que nunca encuentres las formas de hacerlo ni los beneficios que te otorga dicha optimización.

Por esta razón es que el principio Pareto se ha vuelto tan importante en la industria, porque representa por si mismo una especie de guía para saber cómo mejorar esos resultados.

En este artículo hemos visto en qué consiste el Principio de Pareto, 5 beneficios que te puede traer y 4 formas de aplicarlo en tu empresa.

Cuéntame, ¿Qué otro beneficio crees que te de este principio o qué otra forma conoces de aplicarlo?


Si te ha gustado, deja tu valoración

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pin It on Pinterest

This Area is Widget-Ready

You can place here any widget you want!

You can also display any layout saved in Divi Library.

Let’s try with contact form:

Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarte?
Hola 👋🏻

¿En qué puedo ayudarte?